JAUME I EL CONQUERIDOR

“Jaume I fue el rey más grande de toda la cristiandad”, dice el productor de cine Jordi Carbonell. “Nuestra historia tiene una riqueza brutal, pero conocemos mejor la historia de Braveheart”, añade. El ambicioso proyecto cinematográfico que está empezando a poner en marcha podría ayudar a cambiar esta situación: tres grandes producciones, con un presupuesto global de 60 millones de euros, que adaptarán la trilogía que escribió el autor andorrano Albert Salvadó, Jaume I el Conquistador , publicada por Columna en el año 2000.

El mismo Albert Salvadó trabaja en el guión de las tres películas, mientras se busca financiación privada para una coproducción internacional “del estilo de El señor de los anillos o Gladiator”, con una mezcla “de actores internacionales y catalanes”, la primera parte de la cual está previsto que se ruede en 2015 en Cataluña y Andorra. No esperan subvenciones públicas para sacar adelante el proyecto, “sólo pedimos a las instituciones públicas su apoyo logístico”.

Por el momento no hay director. Jordi Carbonell no descarta que sea de aquí: “Tenemos directores de prestigio internacional capaces de gestionar un proyecto así, lo que pasa es que no se les ha dado la oportunidad.” También cuentan con técnicos del país, que son “de gran nivel “, opina.

Las películas seguirán la estructura de las novelas, tituladas: El puñal del sarraceno, La reina húngara y Habla o matadme. El escritor habla con entusiasmo del personaje: “Jaume I conquistó tierras y corazones. Era alto, rubio, de ojos azules… Un personaje que dentro tiene de todo: la parte física, pero también la emocional y la intelectual. Enrique VIII era un niño de teta a su lado, con la diferencia de que Jaume I no mató a nadie.”